Para Mi Hija – Andrew Birk

Para Mi Hija – Andrew Birk

Back to Exhibitions

Inauguración: Martes 4 de febrero 2020, 19: 00 – 22:00 hrs. 

 

Martes a Viernes de 12 a 3 pm y de 4 a 7 pm

Sábado de 12 a 3 pm

Hasta el 11 de abril de 2020

 

Dirección: Bucareli #120, planta alta, Juárez, 06600, CDMX

 

Para su segunda exposición individual en la galería, Andrew Birk (Corvallis, Oregon, EE. UU, 1985) presenta un nuevo cuerpo de obras conformado por pinturas al óleo en gran formato, que generan una secuencia de pistas descubriéndose a través de una fábula contemporánea sobre la relación del devenir y la inocencia. 

Para Mi Hija nos sumerge en las aventuras de una niña, traslapadas con las visiones de su padre, quien le ofrece una llave para el hallazgo del mundo a partir de sus propias experiencias. El artista crea un universo onírico – donde deposita indicios paralelamente a su cotidiano – poblado por una naturaleza exuberante, animales y personajes extraños. Ellos se vuelven narradores de parodias sobre nuestra sociedad, así como metáforas del crecimiento. 

Esta exposición es así una reflexión sobre el tiempo y la memoria – recordando que los cuentos para niños no tienen nada de ingenuidad – y en donde las aventuras están limitadas sólo por las profundidades de la imaginación.

 

For his second solo exhibition at the gallery, Andrew Birk (Corvallis, Oregon, USA, 1985) presents a new body of works composed by large format oil paintings, that generate a track sequence unfolding through a contemporary fable about the relationship between the innocence and the becoming.

Para mi hija immerses us into the adventures of a girl overlapped with her father’s visions, whom offers a key to the discovery of the world from his own experiences. The artist creates a dreamlike universe – where he parallelly deposits hints to his everyday – populated by an exuberant nature, animals and extraordinary characters. They become storytellers from the parody of our society and growth metaphors as well.

This exhibition it’s a reflection about time and memory – reminding us that children’s books are everything but naïve – and that adventures are limited only by the depths of imagination.