Zona Maco

“Manuel Solano pinta a través de la memoria, despojando a la pintura de su exigencia de prótesis de visión para emplazarla como prótesis mnemotécnica. La manera en que Solano prepondera el acto pictórico es a partir de lo corporal para tomar postura ante el caso del mundo y fastidiarse de él al mismo tiempo. La fuerza de su pintura, a partir de que perdió la vista en 2014, es capaz de significar en cada uno de los espectadores porque moldea el caos del mundo a partir de lo íntimo y utiliza la melancolía como postura política.”

 

Octavio Avendaño Trujillo, curador y crítico de arte